2 de noviembre de 2008

La muerte perforante.

Tendido alli sintio el amargo sabor de la sangre en su boca, no podia habrir los ojos la gran luz resplandesiente que se encontraba sobre él lo evitaba. Semtía el dolor profundo de los huesos perforados, un nervio estaba sufriendo y todo su ser se estremecia.
Sentia un calor inconsebible en sus musculos las cuales se encontraban en total tensiòn, cada musculo de su cara sufria.
Y solo podia traspirar.
No podia moverse, se encontraba casi anestesiado, y el dolor lo estremecia y lo cubria cual una manta oscura.
Trato de sonrreir todos los dulces placeres que habia probado lo habian llebado a esa situación y sabiendo que eso ocurriria, no se ubiera pribado de ninguno.
"Morire, morire" se repetia para sus adentros, casi podia desir que sentia la muerte habalanzada sobre su cuerpo, ella se encontrab ciceando, entraba en su boca habierta, y lo mordia desde adentro. El sufrimiento era enorme, y podia sentir como arrancaban los huesos del cuerpo. Pronto sesaria pronto se iria y todo habria acabado estaria al fin descansando donde mas queria, en su lecho.

Al fin el dentista se incorporaba, retirando sus taladros y demas maquinas de tortura mientras decia:

-Bueno, hemos finalizado, tome y escupa alli- le entrego un baso al paciente.- La extraccion ha salido bien, pero creo que me pase con el sedante, ¿como se siente?"

4 comentarios:

Estardeyllueve dijo...

Ah, no era dentistofóbico jeje
muy bueno, sobre todo como está "estampado" el final.

El Lea dijo...

jajajaj, me encanto, posta!

una cosa, pascu, si queres me ofrezco como corrector ortografico oficial, asi te doy una mano con los cuentos.
despues decime

saludos

el lea

balzhak dijo...

Jajajaja me alegro q alla gustado, y gracias por el ofrecimiento lea, posta jajaja pero el puesto esta ocupado por delfos, xD.

Igual gracias

vilfridburgo dijo...

me gustan (no los lei todos... pero lo que lei...)
una única observación: la ortografía es fundamental para que la lectura sea más llevadera
saludos